Arenas Movedizas

Espacio para la reflexión, análisis y comunicación de temas que me interesan

Chávez, luces y sombras

 

chavez postscript

La muerte de Hugo Chávez, hace poco más de un mes, copó las portadas de medio mundo. Admirado por unos y detestado por otros, su figura fue sometida a un profundo análisis en un sinfín de artículos publicados en medios de comunicación, que le dedicaron semblanzas de ensalzamiento o  menoscabo. De todas las que tuve oportunidad de leer, destacaría la realizada por el periodista estadounidense Jon Lee Anderson para The New Yorker bajo el título Postcript: Hugo Chávez, 1954-2013. En el artículo, que resumo a continuación, Lee ofrece una visión objetiva del mandato del líder bolivariano.

POSTSCRIPT: HUGO CHÁVEZ, 1954-2013, POSTED BY JON LEE ANDERSON

Hugo Chávez fue uno de los líderes más provocadores de los últimos años. En 1998 ganó las elecciones presidenciales de Venezuela, prometió que las cosas iban a cambiar, y trabajó en ello desde el primer día. El resultado es un país que, por una parte, nunca volverá a ser el mismo, y por la otra, es el mismo de siempre: uno de los más ricos en petróleo pero muy desigual socialmente. Además, en Venezuela se concentran algunos de los barrios más violentos de América Latina.

Al inicio de su mandato, promulgó una nueva constitución y cambió el nombre del país a República Bolivariana de Venezuela, en homenaje a su héroe Simón Bolívar, el líder revolucionario que luchó por la libertad de América Latina. Posteriormente inició la llamada Revolución Bolivariana para intentar mejorar la vida de los pobres, sus más fervientes seguidores. Poco a poco, Venezuela se fue convirtiendo en un estado socialista y antiamericano, apoyado por Cuba , cuyo líder, Fidel Castro, era su ejemplo a seguir.

Chávez, como líder del nuevo régimen, expropió propiedades privadas en el interior, e instruyó a los campesinos para organizarse en colectivos agrícolas de las granjas confiscadas. Sin embargo, los intentos de Chávez de colectivización y la reforma agraria estuvieron mal planeadas en tiempo y forma: parecía un retroceso a épocas anteriores, cuando América Latina estaba dominada por caudillos intencionales, y había una Guerra Fría en un mundo claramente polarizado.

Su faceta de “showman” aumentó su popularidad a nivel mundial y se hizo especialmente conocido por sus críticas a los Estados Unidos durante el Gobierno de George W. Bush. Chávez ridiculizaba a Bush llamándolo “Míster Danger” y “Donkey”, a menudo desde el programa “Aló Presidente”.

En 2002 sufrió un intento de golpe de Estado que fracasó. Al parecer, los conspiradores habían recibido el beneplácito de la administración Bush para actuar. A partir de entonces, se intensificó su retórica antiestadounidense. Chávez cerró las oficinas militares de Estados Unidos en Venezuela, y dio por finiquitada la cooperación con la Administración de Control de Drogas. En su ambición declarada de debilitar a EEUU y crear un “mundo multipolar”, simpatizó con otros líderes anti-estadounidenses como Saddam Hussein, Ahmadinejad o Lukashenko (de Bielorrusia).

Con Fidel Castro le unía una estrecha amistad, y también estableció relaciones comerciales con Cuba. Venezuela surtía de petróleo a Cuba, y a cambio, Cuba dotaba a Venezuela de profesionales (médicos, instructores deportivos…) para participar en el programa ‘Misiones’, destinado a aliviar la pobreza y la enfermedad en los barrios pobres de Venezuela y el interior rural.

Con la subida de precios del petróleo, Chávez incrementó su influencia en América del Sur y estableció relaciones con regímenes de izquierda emergentes que, en algunos casos, también subvencionaba: Bolivia, Argentina, Ecuador y Nicaragua. Asimismo, formó el bloque comercial ALBA, cuyo objetivo era la lucha contra la hegemonía económica estadounidense en Sudamérica.

Chávez predijo una disminución de la influencia de EEUU en América Latina y la oportunidad del resurgimiento de la gran visión de Bolívar. Y en cierto modo, tenía razón. Pero no fue Venezuela sino Brasil la que finalmente emergió como una potencia económica. El ex presidente brasileño Lula Da Silva, que como Chávez era populista y de izquierdas, también hizo del pueblo y la mitigación de la pobreza una prioridad, pero contó con un mejor equipo de gestión y evitó la confrontación con EEUU. En Venezuela, por el contrario, la revolución de Chávez sufrió administradores mediocres, ineptitud y falta de seguimiento.

¿Qué queda ahora sin Chávez? Un enorme vacío para millones de venezolanos y otros latinoamericanos, en su mayoría pobres, que lo consideraban un héroe y un mecenas, alguien que se ha preocupado por ellos como ningún otro líder político en los  últimos tiempos. Existe para ellos una incertidumbre de cara al futuro porque saben que, aunque su sucesor Maduro ha dicho que continuará con la revolución, no volverán a tener un presidente como él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 abril, 2013 por en Política Internacional y etiquetada con , , , , , , , , .

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Calendario

abril 2013
L M X J V S D
    May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Visitas

  • 2,690
A %d blogueros les gusta esto: