Arenas Movedizas

Espacio para la reflexión, análisis y comunicación de temas que me interesan

Estampas londinenses

 

Si visitas Londres, no te pierdas el tour guiado por el Londres Real. Si lo haces, en poco más de dos horas podrás conocer una parte importantísima de la ciudad y te enterarás de aspectos curiosos de su historia. La ruta cubre lugares tan emblemáticos como el Palacio de Buckingham, el Parque St. James, el Big Ben y Parlamento, la Abadía Westminster y  Trafalgar Square. El pasado verano tuve la oportunidad de realizar este tour y me encantó. De todo lo que explicó la guía –una chica canaria diplomada en turismo- me llamaron la atención especialmente estas “curiosidades” que hasta el momento desconocía:

Wellington

Curiosidad 1: Duque de Wellington. El gran héroe de los británicos del siglo XIX fue el Duque de Wellington, el general inglés capaz de derrotar definitivamente al gran Napoleón Bonaparte en la batalla de Waterloo, después de salir victorioso en las Guerras Napoleónicas. Una vez apartado de la vida militar, aclamado y querido por su pueblo, decide dar el salto a la política, llegando a convertirse en primer ministro por el partido “tory”. Algo que no gustó nada a los británicos, pues consideraron que el afamado militar, que era parte del pueblo, se había convertido en un político elitista y engreído inconsciente de las necesidades reales de la población. Vivía en una gran mansión y se hizo construir frente a ella un monumento ecuestre que podía divisar cada día al abrir el balcón. Al final de su vida, se recluyó en su mansión consciente de las antipatías que despertaba. Su casa – museo en Londres alberga numerosas obras de arte y objetos de lujo, regalos que recibió durante años de gobiernos y casas reales.

C congestión

Curiosidad 2: Tasa de congestión. Es el impuesto que deben pagar aquellos conductores que circulen por algunas zonas del centro de Londres, concretamente, las que están señalizadas con una C en color blanco sobre fondo rojo. Se trata de un gravamen sobre la externalidad por los efectos negativos que ésta práctica supone para terceras personas. En este caso, podríamos citar la contaminación que produce la aglomeración del tráfico en estos puntos y que afectan negativamente al resto de usuarios de la vía. También se ahorra una buena dosis de ruido, que resulta igualmente molesto para viandantes y ciclistas. Por este motivo, todo el que quiera transitar por algunas de las vías principales de la ciudad deberán pagar 8 euros diarios de lunes a viernes y de 7 h. a 18 h. El gobierno británico empezó a aplicar esta tasa en el año 2003 y con ello, ha logrado resolver en parte el problema de las aglomeraciones, pero todavía existen puntos en Londres en los que el tráfico, a pesar del peaje, sigue siendo demasiado denso.

BPCuriosidad 3: Las banderas del Buckingham Palace. El Buckingham Palace es la residencia oficial del monarca británico en Londres. Ubicado junto a St. James Park y muy cerca del 10 de Downing Street -residencia del primer ministro británico- este edificio de estilo neoclásico es conocido por sus cambios de guardia y sus grandes jardines –los más extensos de Londres-. Pero también por sus banderas, cargadas de significado. Tradicionalmente, la única bandera que ondeaba en lo alto era el estandarte real, la bandera oficial de la soberana británica, y solo lo hacía cuando la reina estaba en palacio. Esto fue así hasta 1997, año en que fallece su “nuera” Diana de Gales. Isabel II se encuentra en esos momentos en el castillo de Balmoral, y ninguna bandera ondea en Buckingham Palace. El pueblo protesta ante la falta de sensibilidad de la reina y la soberana decide romper el protocolo y ordenar que se cuelgue –en señal de duelo- la bandera del Reino Unido (Unión Jack) a media asta hasta el día del funeral. Desde entonces, la Union Jack ondea en lo alto del palacio cuando la reina no está, y lo hace a media asta cuando fallece algún miembro de la familia real o en desgracias nacionales. En el momento en que la soberana regresa a Buckingham Palace se vuelve a colocar la Royal Standard.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Curiosidad 4. El Big Ben. No se si lo sabrás, pero éste no es el nombre real de la campana del reloj que luce en lo alto de la gran torre dorada de la sede del Parlamento Británico. Su nombre oficial, hasta el 26 de junio de 2012, era Clock Tower. A partir de ese día, y en honor al jubileo de diamante de la reina Isabel II -60 años en el trono- la torre pasó a llamarse Elizabeth Tower (Torre de Isabel). Este reloj, que entró en funcionamiento hace más de 150 años, es uno de los símbolos de Londres. Pero la historia de su construcción no está exenta de complicaciones. La relación entre dos encargados de construir el reloj, el arquitecto Charles Barry y el abogado y relojero Edmund Becket Denison, no era buena precisamente. Ambos se culpaban –el uno al otro- de los retrasos, gastos adicionales y demoras en la puesta en marcha. Una grieta en la gran campana, al parecer porque se había colocado un martillo excesivamente grande, incrementó las desavenencias. Además, la ciudadanía se quejaba de que el sonido que emitía era demasiado fuerte. Finalmente ambos fueron apartados y la obra, de 13,8 toneladas, concluyó bajo el mando del político e ingeniero civil Benjamin Hall – un hombre de gran estatura-. En su honor, se puso el sobrenombre de “Big ben” a la gran campana –Big porque era alto y Ben por el apócope de su nombre-.

Westimnster

Curiosidad 5. Personajes enterrados en la Abadía de Westminster. Además de algunos reyes y otros miembros de la realeza, están sepultados en esta construcción de estilo  gótico, donde tradicionalmente se corona a los monarcas ingleses, ilustres ciudadanos británicos (escritores, políticos, científicos, militares, exploradores, pintores, músicos o actores). David Livingstone, Isaac Newton, John Milton, Charles Dickens, Laurence Olivier, Alexander Pope, William Turner, William Shakespeare y Charles Darwin son algunos de los notables personajes cuyos restos reposan en la Abadía de Westminster. Evidentemente, se trata de un gran reclamo turístico, y su interior se puede visitar al módico precio de 15 £, un negocio redondo. Este carácter lucrativo fue el motivo por el cual la familia Spencer no quiso que la princesa Diana de Gales fuera enterrada en este lugar.

Obviamente, se podrían decir muchas más cosas de Londres. Como que, a pesar de ser una de las ciudades más caras del mundo, vale la pena visitarla, por su belleza y encanto. Si, es cierto, el clima casi nunca acompaña, pero todo es cuestión de ir vestido y calzado de forma adecuada y sobre todo, con el chubasquero a mano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 abril, 2013 por en Viajes y etiquetada con , , , , , , , , .

Twitter

Calendario

abril 2013
L M X J V S D
    May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Visitas

  • 2,711
A %d blogueros les gusta esto: